Caspa

¿Caspa? La guía definitiva para aliviar tu cuero cabelludo

Categoría: Blog
Etiquetas: ,

La caspa es un problema a la piel sumamente común y gran parte de la población lo ha sufrido y quizás tú conoces a alguien que esté o haya pasado por esto. Está erróneamente asociado a suciedad o falta de higiene. En sí, la caspa no  es una enfermedad, pero al ser antiestético, provoca que se busquen remedios y soluciones que muchas veces pueden hacer más mal que bien.

¿Qué es la caspa?

Es una descamación crónica y excesiva del cuero cabelludo, no es inflamatoria y se puede ver a simple vista como el desprendimiento de escamas.

La renovación celular del cuero cabelludo es un proceso por el cual todas las personas pasan, pero hay casos en los que se intensifica y se hace más visible.

Hay factores que afectan directamente en la cantidad de descamación del cuero cabelludo: estrés, falta de vitaminas o también la presencia de dermatitis seborreica.

¿Cómo diferenciar entre caspa y dermatitis seborreica?

Se puede identificar ambos casos como una misma condición pero con diferentes niveles de sintomatología: la caspa suele disminuir con la edad, mientras que la dermatitis seborreica aumenta con la edad. La caspa siempre estará presente sólo en el cuero cabelludo, mientras que la dermatitis se presenta en otras zonas del cuerpo y es inflamatoria a diferencia de la caspa, que no es inflamatoria.

Un factor clave para diferenciar ambos casos es que la caspa se mantiene estable de no ser tratada, mientras que la dermatitis seborreica se agrava ante situaciones de estrés.

¿Hay diferentes tipos de caspa?

Recuerda que siempre todo diagnóstico lo debe hacer un especialista, pero para que te hagas una idea, hay dos tipos de caspa: seca y grasa; en ambos casos se pueden identificar por características visuales.

Caspa seca o pitiriasis simple: es una descamación fina, seca y de fácil desprendimiento. Se mantiene por periodos largos y puede que evolucione a caspa grasa o desaparezca de forma espontánea. Ocupa toda el área capilar y el cuero cabelludo no presenta signos de inflamación, sino que sequedad y cabello opaco. La picazón es leve o en algunos casos no hay.

Caspa grasa o pitiriasis esteatoide: Está asociado a la presencia de seborrea, puede aparecer espontáneamente o provenir de caspa seca. Son escamas más grandes, espesas y suelen estar cubiertas de una película sebácea. Se localiza en el área frontal del cuero cabelludo, que es la zona más seborreica. Las escamas se adhieren al cuero cabelludo y al cabello, formando placas. Este tipo de caspa suele estar acompañada de eritema y picor más o menos intenso. Se presentan signos de inflamación en el cuero cabelludo.

Entonces ¿Por qué tengo caspa?

Las causas no son claras, pero sí se conocen factores que promueven la aparición de este problema:

  • Déficit metabólico y tensión nerviosa.
  • Autoalérgenos presentes en el sudor.
  • Reacción a fármacos y productos cosméticos.

¿Qué puedo hacer para tratar la caspa?

La primera recomendación que te podemos dar es que acudas a un dermatólogo para identificar tu caso y tratamiento a seguir.

Otro consejo es que te prestes atención a que el champú que uses tenga principios activos que ayuden a calmar la sintomatología: té verde, ginseng, portulaca y regaliz, que estimulan la circulación sanguínea y revitalizan el cuero cabelludo.  Te recomendamos el shampoo sin sulfatos anticaspa de La’dor, Anti-dandruff de 530ml. Es ideal para  controlar y eliminar la caspa,  y además calmará el cuero cabelludo, aliviando el picor.

¿Cuál es tu experiencia con la caspa? Recuerda que puedes agendar tu asesoría personalizada y gratuita, agendando en nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar