Cómo conocer mis lunares

La piel del cuerpo humano experimenta muchos cambios a medida que pasa el tiempo y la exponemos a diferentes factores. Pueden ir apareciendo arrugas, manchas e incluso, lunares. Sí, los lunares en la piel también pueden ir saliendo y cambiando con los años, no necesariamente nos quedaremos sólo con aquellos que vienen de nacimiento.

Tipos de lunares hay muchos y pueden ir variando según tamaño, forma y color, lo importante es prestarles atención, pues si bien la mayoría son inocuos, también existen lunares malignos, los cuales se llaman melanomas ¿Qué hago si un lunar está muy grande? ¿Qué hago si un lunar cambia de color? ¡Sigue leyendo para aprender a identificarlos y cuidarlos!

También te puede interesar: cómo eliminar las manchas de la piel.

Indicadores de lunares malignos

Un melanoma es un lunar cancerígeno y hay ciertas características en ellos que nos pueden alertar de que algo no anda bien. Parte esencial del cuidado de la piel tiene que ver con conocerlos e identificarlos

  • Asimetría: se refiere a aquellos lunares o marcas de nacimiento que se dividen en dos mitades, pero que no son iguales la una con la otra.
  • Tamaño: si un lunar presenta un tamaño mayor a 1 cm de diámetro o crece notoriamente.
  • Color: cuando un lunar presenta varios colores o cambia de color sorpresivamente hasta ponerse negro.
  • Evolución: cuando un lunar aparece de forma inesperada y crece con rapidez.
  • Síntomas extraños: cuando un lunar presenta sangrado o inflamación o si sientes dolor y picazón en esa zona.
  • Bordes: si un lunar no está bien definido o no tiene sus limitaciones claras.
  • Antecedentes familiares: ojo que los lunares no son hereditarios, pero la tendencia a un cierto tipo de piel y sus susceptibilidades sí lo son.

Ante la presencia de cualquiera de estos factores de riesgo, lo mejor siempre será visitar un especialista de inmediato, para salir de dudas y tener tiempo de actuar en caso de que se trate efectivamente de lunares cancerígenos.

Prevención

Lo más importante es el uso de bloqueador solar, pues la exposición y daño que producen los rayos UV en la piel son acumulativos, siendo una de las principales causas de cáncer a la piel y siendo uno de los más grandes peligros del sol en exceso.

En ese sentido, es fundamental el cuidado de la piel en verano y también el resto del año, aunque no haya sol a simple vista. La protección solar debe estar presente en nuestra rutina diaria siendo un hábito TODO EL AÑO y sobre todo en lugares de mayor exposición solar, como el rostro.

En esa zona lo ideal es utilizar factor 50 y como suele ir junto con el maquillaje u otros productos para la cara, te recomendamos aplicar una fórmula liviana, resistente al agua y con cobertura invisible para que no deje residuos, como es el caso del protector solar de Skin79, que además aporta hidratación y otros principios activos a la piel. Además, las BB Cream de Skin79 también cuentan con una alta protección solar.

Indicadores de lunares inocuos

Tener lunares es sumamente común, de hecho, la mayoría de las personas tiene entre 10 y 40 lunares en su cuerpo y así como hay ciertos indicadores de melanomas, también hay algunos patrones generales para identificar los lunares benignos.

  • Forma: independiente de que se trate de lunares planos o lunares con relieve, la mayoría tiene forma circular u ovalada y sus bordes están bien definidos.
  • Color: éstos suelen tener tonos homogéneos, que dominan y son parejos. Los colores van desde el café con leche o café oscuro, hasta el rosado pálido.
  • Tamaño: es absolutamente normal que los lunares vayan creciendo proporcionalmente desde que somos niños y también que se levanten, pero nunca deben ser de un tamaño excesivo. Lo normal es 1 cm de diámetro.
  • Evolución: cualquier tipo de cambio que sufra un lunar es importante que sea de manera gradual, no de un día para otro.
También te puede interesar: cuidados pre y post solares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú